BAOBABarriba

_half]baobab_coaching

¿Cómo recoger en una palabra, en un símbolo, emociones, sentimientos, valores, creencias y una visión? Llevaba tiempo, ya no recuerdo cuanto, buscando la sutileza de decir mucho en poco. Era jueves, uno cualquiera. Deseaba encontrar esa palabra mágica. Llevaba mucho tiempo explorando. De pronto, levante la vista y ví en la estantería la postal. Esa postal había llegado a mí en las navidades de 2008. ¡Baobab! ¡Si! ¡Claro! ¿Cómo no podía haberlo pensado antes?

Tú, Baobab, que según cuenta la leyenda africana habías sido un árbol espectacular, espléndido y admirado. Con un frondoso ramaje verde, hojas brillantes y hermosas flores de delicado perfume. Un buen día un pajarito, cansado, que en tus ramas se vino a posar, tu vanidad te presento. Los dioses enfadados por tu osadía, te castigaron. Tu bella copa quedo enterrada bajo el suelo y tus raíces al aire, implorando compasión. Lejos de resistir tu nueva situación, tu aceptación hizo que te transformaras en aquello que ya eras y no sabías. Ilusión de una nueva vida. Tus hojas, mojadas con la lluvia, prometen su vientre a las flores y frutos que están por venir.[/one_half]

flor baobab

Tus raíces bailando al aire ofrecen generosas su fruto en la sequía. Fruto lleno de riqueza. Semilla, alimento para el Ser humano. La llaman pan de mono. Tus flores, efímeras, vienen a decirnos que el invierno tiene su encanto, la noche su pasión y que la fugacidad de la vida está llena de belleza. Tu tronco, grande y robusto. Almacén de agua para la sequía. Lugar de cobijo y encuentro. Los que a él se arriman, su sueño les envuelve. Sienten tu compañía, con tu magia, en la creación de su anhelo. Símbolo de fortaleza, tolerancia, vida comunitaria, vitalidad y mucho más. Esencia en el corazón de África.

Has inspirado historias, leyendas y sueños. Nos ofreces durante tu larga vida la dulzura de la simpleza del que mira, escucha y siente. Tu sabiduría, que muestra al Principito lo importante que es limpiar cuanto antes las creencias que nos limitan y los pensamientos que nos hieren en nuestro pequeño planeta. Ahora sé que llegaste a mi vida antes de recibir esa postal, mucho antes de ese jueves. Me impresionaste, aunque la velocidad a la que giraba mi planeta no supiera entender todo lo que tenías que enseñarme.

About Beatriz Blasco

Inquieta, curiosa, enérgica y alegre. Casi siempre con una sonrisa :-) Ingeniera de Organización Industrial, Coach ejecutiva y personal. Mi leitmotiv: un mundo rural con mujeres empoderadas, que creen si mismas y son agentes de cambio en su entorno. Mi misión acompañarlas para que descubran su Ser más auténtico, sus sueños y los lleven a cabo.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!