planificar-el-proximo-año

PLANIFICAR EL PRÓXIMO AÑO

¿Eres de los que tienes montones de deseos y crees que no se pueden cumplir, o eres de los que ya estás tan acostumbrado a lo que hay que ni siquiera te paras a pensar en lo que deseas?

Tanto si eres de los unos como de los otros da igual. No importa. Te mando el siguiente mensaje:

te mereces lo que deseas, y más si tus deseos nacen desde el corazón. Así que te invito a hacer tu lista de los deseos.

Es posible que no sólo sirva desear y quedarse sentado en el sofá, por eso es importante planificar el próximo año. Sin embargo, el sólo hecho de rellenar tu lista de deseos hace que tu estado cambie. Lo cual ya es un paso importante.

Toda acción comienza con un deseo

Para alcanzar una meta o un objetivo previamente, de forma consciente o inconsciente, hemos sentido una intención o deseo.

Este deseo puede nacer desde lo que queremos o desde lo que no queremos. En ambos casos estas lanzando al “universo” esos deseos.

Hacer que los deseos sean conscientes despierta en ti la curiosidad por saber cómo hacerlos realidad y estar atento a lo que sucede cada día.

Todos los días tenemos trenes que pasan por delante de nuestra puerta.

Así que te invito, aprovechando las fechas en las que estamos, a que te pares y conectes con tus deseos.

1 – Dos tipos de deseos

Desear es imaginar y sentir lo que se quiere o no se quiere, lo que nos gustaría crear o tener.

Antes de planificar el próximo año me ha parecido oportuno saber qué es lo que más deseo crear en mi vida.

Montones de ideas y deseos se agolpaban en mí, sentía cierto nerviosismo con tanto deseo dispar. Así que he pensado que lo mejor era hacer dos tipos de listas:

  1. Lista de deseos del corazón
  2. Lista de deseos del mundo físico

Es importante encontrar equilibrio entre nuestro mundo interior, más profundo y auténtico, y nuestro mundo exterior que es donde tenemos que desenvolvernos todos los días. Por este motivo he creado dos listas de deseos.

Antes de empezar con la lista de deseos corta trocitos pequeños de papel donde escribir cada uno de los deseos.

¿Te animas a hacer el viaje a las listas tus deseos?

2 – Crea la lista de deseos del corazón

Para hacer esta lista te recomiendo que busques un lugar agradable para ti, te relajes o medites, y conectes a través de tu cuerpo con tu corazón.

Déjate sentir durante unos minutos, todos los que necesites. No hay prisa. Deja que el silencio entre en tu mente que como una cascada de agua que te recorre desde arriba hacia abajo, y la calma recorra todo tu cuerpo.

Después, sin más, escribe aquellos deseos que te salen de lo más profundo. Tal vez sea dar y recibir amor, cuidarte mucho, ocuparte más de tu familia y amigos, sentir el valor de las cosas importantes en tu vida…

3 – Crea la lista de deseos “materiales”

Esta lista de deseos tiene el sentido de recoger aquello más relacionado con el mundo físico. Por ejemplo, tal vez tu deseo sea escribir un libro, crear tu empresa, tener una nueva casa, un empleo…

Normalmente estos deseos más “materiales” tratan de dar respuesta a tus deseos más profundos.

Es importante que estos deseos los formules como logrados ya. No en forma de acción.

Tomar conciencia de ellos te puede ayudar a darte cuenta de lo que estas buscando. ¿De qué otra forma puedes satisfacer tus deseos más profundos?

Te lanzo esta pregunta a modo de reflexión, por si te dice algo 😉

4 – Lanza tus deseos al “universo”

Llegados a este momento, donde has dejado escritos todos tus deseos en trocitos de papel es, te sugiero que hagas un ritual.

Dobla los papeles de tus deseos e introdúcelos en bote de cristal, caja de madera… para dejarlos ahí hasta el año próximo.

Es algo así como sembrar tu próximo año con tus deseos. La semilla de aquello que quieres cosechar.

Es paso simbólico que seguro te aporta una emoción positiva y despierta la curiosidad en ti.

Al año próximo será súper emocionante abrir tu “plantero” de deseos y ver cuáles se han cumplido, cuáles no, qué has hecho y de qué te has dado cuenta durante el año. Todo un momento de autoconocimiento.

Tu trabajo para que los deseos se cumplan

Es cierto que vivimos en un mundo físico en el que la acción es necesaria para alcanzar resultados. Así que bajar nuestros deseos a objetivos y metas requiere elaborar planes de acción y planificar el próximo año.

Aunque no es menos cierto que también necesitamos tener un buen estado que nos permita estar atentos, abiertos y conectados con las oportunidades y las ideas que nos presenta la vida.

Así que te recomiendo que aprendas a cuidar de tu estado, lo que piensas y sientes, y confíes en la sabiduría de la vida. Aprende a fluir con cada momento.

Descubrirse y conectar con nuestra energía más profunda, esa que todo lo crea, requiere de paciencia y fé.

que vuestros mejores deseos se hagan realidad. Con los deseos de todos estoy segura de que podemos hacer de este mundo un lugar más amable, más humano.

Autora: Beatriz Blasco

About Beatriz Blasco

Inquieta, curiosa, enérgica y alegre. Casi siempre con una sonrisa :-) Ingeniera de Organización Industrial, Coach ejecutiva y personal. Mi leitmotiv: un mundo rural con mujeres empoderadas, que creen si mismas y son agentes de cambio en su entorno. Mi misión acompañarlas para que descubran su Ser más auténtico, sus sueños y los lleven a cabo.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!