mindfulness-para-reducir-el-estres

Este es un post invitado de Álvaro López del blog Autorrealizarte.

Es un gran placer contar con él en el blog de Baobab. Es un ejemplo para los que hemos decidido empezar el viaje del descubrimiento personal.


¿Tienes una sensación permanente de no llegar a nada?

¿Estás pensando ya en lo próximo que tienes que hacer?

¿Sientes que tu trabajo es un infierno e imaginas cómo sería echarlo todo por la borda?

No eres el único: la Organización Mundial de la Salud ha definido al estrés laboral como una “epidemia mundial”

Más del 28% de los trabajadores europeos sufren de estrés, y el porcentaje va en aumento.

Si eres uno de ellos respira hondo, y dedica 5 minutos a leer este artículo: te aseguro que al final del mismo tendrás una información verdaderamente valiosa que te enseñará a reducir el estrés laboral.

La era en la que la oficina se convirtió en un infierno.

Probablemente hayas experimentado en tu trabajo sensación de desasosiego, de cansancio, de hartazgo.

Es lo que en términos clínicos se ha denominado como burn-out, que traducido al castellano sería algo como “estar más quemado que la moto de un hippie”

Y es que en nuestra sociedad cada vez vivimos más rápido.

El entorno es cambiante y las empresas más que nunca necesitan personas productivas para satisfacer la demanda y no verse engullidas por una competencia atroz que vino de la mano de la globalización.

Esto ha supuesto, que trabajos en mandos altos e intermedios, que tan sólo hace 20 años eran la envidia de todos por el reconocimiento y la compensación económica asociada, son hoy en día un infierno del que muchos tratan de escapar.

Interpretación errónea de la situación actual

Muchos empresarios han interpretado de forma simplista este cambio y siguen pensando: “pero si ahora estos tíos tienen más herramientas que nunca! En mi época no había móviles, ni ordenadores, ni internet…”

Otros más humildes se ven en la tesitura de haber reducido su beneficio al mínimo y no saben cómo sostener la situación para no cerrar el chiringuito y tener que mandar a todos a la calle.

Las empresas han de entender que los trabajadores son su principal activo, y que para que estos trabajadores obtengan los resultados esperados no basta con dotarlos de la última tecnología.

La tecnología y la información son sin duda de gran ayuda en el entorno laboral, pero al mismo tiempo suponen una fuente de estimulación exacerbada que fomenta la multitarea y conduce a un estrés constante por la necesidad de tener que estar a muchas cosas para YA.

Si bien el estrés en el trabajo en dosis adecuadas mejora la eficiencia, prolongado en el tiempo se convierte sin duda en un lastre que disminuye la calidad del trabajo y por supuesto la calidad de vida.

Lo parezca o no, este entorno provoca que las personas sean mucho más improductivas de lo que eran en el pasado.

Miles de empresas en el mundo están pagando las consecuencias de este estrés continuado y de la falta de concentración de la que adolecen sus trabajadores.

El absentismo se ha multiplicado, la dedicación al trabajo ha disminuido y lo que es aún más grave, los accidentes laborales han aumentado considerablemente.

¿Qué se puede esperar de un entorno laboral que se experimenta como una especie de infierno?

Los empresarios que no saquen a sus empleados de ese lugar no pueden esperar salir ganando de todo esto…

Cómo reducir el estrés laboral

Para gestionar este entorno son necesarias otro tipo de herramientas que impidan que el empleado vea deterioradas algunas de las cosas más importantes de su vida: su salud, su tiempo y sus relaciones personales.

Y aquí es donde quería yo llegar: el Mindfulness es hoy por hoy sin duda el arma más poderosa para acabar con el estrés en el trabajo.

Además de tratar el estrés laboral, el mindfulness tiene otros muchos beneficios.

En mi caso en particular en poco tiempo el Mindfulness me ayudó a:

  • Controlar mi nivel de estrés en el trabajo: me negué a tomar fármacos así que me propuse muy en serio a hacerlo por métodos naturales. El yoga y el mindfulness fueron la solución.
  • Mejorar la escucha activa: lo que supuso una mejoría en mis relaciones, y en concreto en el liderazgo del equipo que gestionaba.
  • Reducción de la dispersión: empecé a tener mayor calma mental, lo que se tradujo en una mejoría de la concentración y por tanto de mi productividad.
  • Reducción del parloteo mental: recuerdo que tenía dificultad para seguir el hilo de un libro, de una conversación o de una película, pensaba permanentemente en trabajo e incluso a veces tenía dificultades para conciliar el sueño. La práctica de mindfulness redujo considerablemente este parloteo mental.

Como ves no te traigo las bondades de esta práctica porque la haya leído en los periódicos: mi experiencia personal me permite contarte en primera persona los beneficios directos del mindfulness.

En mi blog conté cómo el mindfulness cambió mi vida, y las razones por las que para mi es sin duda el primer paso para transformación personal

¿Aún con dudas?

Si no has perdido el hilo del artículo y te has puesto ya a trabajar en algo apremiante, puede que a estas alturas te hayas convencido completamente de que el Mindfulness es una herramienta excelente para implementar en el trabajo, especialmente para reducir el estrés laboral.

Quizás sigas escéptico, o tengas cierto reparo poner en práctica este tipo de prácticas en el entorno laboral.

Por si te anima te diré que ya son muchísimas las empresas las que se han subido al carro del Mindfulness, entre las que se encuentran multinacionales como Apple y Google

Mirabai Bush, reconocida por haber introducido el mindfulness en Google, comentó en The Guardian: ” La introducción del mindfulness en el entorno laboral no impide que surja el conflicto o que se produzcan situaciones complejas pero, cuando estas situaciones emergen, se tiene capacidad para reconocerlas y gestionarlas de forma más efectiva. Con el tiempo, aprendemos a desarrollar los recursos internos que nos ayudan a navegar a través de las dificultades y las situaciones estresantes con más facilidad y confort.”

Como ves, el mindfulness no es una mera tendencia: es una realidad que está ayudando ya a miles de empresas y personas a reducir el estrés laboral.

El confort laboral no tiene precio

Si eres directivo tienes la oportunidad de proporcionar esta extraordinaria herramienta: hoy en día existen muchísimos profesionales que te pueden ayudar a implementar esta práctica de la mejor forma posible.

Estos programas formativos ofrecen cosas como aprender a gestionar mejor los cambios, optimizar la toma de decisiones, gestionar desafíos, alcanzar un mayor rendimiento, entrenar la atención, etc..

Si piensas que el mindfulness y la meditación es algo espiritual y no tiene cabida en el ámbito laboral, te invito a desterrar esas ideas leyendo “8 mitos sobre la meditación que debes desterrar”

Cuidando a tus trabajadores estarás cuidando tus resultados.

Si eres trabajador, puedes intentar hablarle del Mindfulness a tus directivos: no supongas el NO antes de que te respondan en ese sentido, y si los ves dubitativos invítales a leer este artículo 😉

Si finalmente su respuesta no es positiva, siempre puedes formarte mínimamente y realizar estas prácticas por tu cuenta: el beneficio es ante todo para ti mismo, y estando más equilibrado en tu vida personal quizás encuentres la fórmula de trabajar con jefes más considerados.

Para ello te recomiendo estas lecturas de Beatriz que te acercarán a tu tranquilidad personal

Cuéntanos tu experiencia

¿Tienes estrés en el trabajo? ¿qué haces para combatirlo?

¿Has oído hablar del Mindfulness?¿Trabajas ya con esta técnica?

Déjanos tus comentarios para enriquecer esta información con tu experiencia.

Álvaro López Morcillo

Photo credit: A Girl With Tea / Foter / CC BY

About Álvaro López

Álvaro López es blogger y lifestyle coach. Le gusta definirse como "despertador de conciencias dormidas, experto en "interiorismo" y copiloto en viajes hacia la autorrealización". A través del coaching, PNL y mindfulness ayuda a personas a conocerse, acompañándolas en el viaje más apasionante que alguien puede emprender: el de la realización personal

Leave a Comment

Error: Please check your entries!