coaching-tranquilidad

Viaje a la transformación –  en busca de la tranquilidad

Conecta con tu cuerpo, escúchalo y encontrarás la tranquilidad. En cada una de las células de tu cuerpo hay almacenada una gran cantidad de información. Ellas tienen la llave mágica que da acceso al reino de la tranquilidad.

Queremos encontrar ese estado que nos conecte de nuevo con nosotros, con nuestra esencia. Algunos lo llaman tranquilidad, otros paz, otros seguridad … Buscamos el camino. Unos queriendo ir hacia allí, otros huyendo desde donde están.

Un día sigue a otro día. Y empiezas a sentir que necesitas algo diferente, no sabes que es. Tu intuición te habla. Es tu cuerpo con sus mensajes. A veces sutiles, a veces bruscos. El cuerpo encuentra mil y una manera de expresar lo que necesitamos. Sin embargo, no nos han enseñado a conectar con él y estar en equilibrio. Todo lo contrario, nos han dicho que si no piensas no existes. Que eres lo que sabes, conocimiento. Nada más lejos de la realidad.

En Coaching generativo se habla de tres inteligencias: la cognitiva, la somática y la de campo.

La inteligencia cognitiva,  es la que solemos usar para todo, creemos que es ahí donde podemos resolver los problemas que hemos generado. Y como seguro que habéis leído o escuchado alguna vez, Einstein decía: “Los problemas no se pueden solucionar en el mismo nivel de conciencia en el que fueron creados” Queremos encontrar en la mente la tranquilidad, pensando. ¿Alguien lo ha conseguido así?

La inteligencia somática, la inteligencia de nuestro cuerpo, nos puede ayudar a conectar con ese estado donde puedes estar en paz contigo. La respiración es nuestra mejor aliada. Los que practican yoga lo saben. Sin embargo, a veces no es suficiente. Necesitamos transformar nuestros programas mentales más profundos. Lo que pensamos, las expectativas que tenemos, aquello con lo que nos identificamos, etc. Conectar el inconsciente con el consciente y observar.

La inteligencia de campo, tal y como la entiendo y la percibo, esta creada por y para todos. Es esa conexión que podemos establecer con lo que nos rodea para extraer ideas, información… que están fuera de nosotros. Para conectar tenemos que estar despiertos y atentos.

Si tu cabeza está dando vueltas sin cesar a los pensamientos, como una batidora, se construye un muro infranqueable para conectar con el estado de tranquilidad.

Muchos de nosotros hemos trabajado la inteligencia cognitiva, adquiriendo conocimiento. Sin embargo, solo unos pocos se han preocupado de sentir la tranquilidad y estar conectados con su cuerpo. Eso sí, más allá del concepto meramente estético del cuidado del cuerpo, y la obsesión de creer que eres únicamente un cuerpo.

Cada uno de nosotros puede desarrollar o practicar distintas disciplinas para encontrar la tranquilidad. Lo que tienen en común todas esas disciplinas es la conexión con el cuerpo, el silencio de los pensamientos, la expresión de todo aquello que tenemos en el inconsciente y la atención sutil a lo que nos rodea para desarrollar la inteligencia de campo.

El estado de tranquilidad, tal cual lo estamos entendiendo en este post, es un estado que puedes llevarte a tu día a día. A tu trabajo, una reunión, una fiesta… Es un estado donde tienes conciencia plena de cómo está tu cuerpo y tu mente. Desde ahí es más fácil y sencillo dar respuestas a los retos que la vida nos pone cada día.

Para escribir este post me he inspirado en mi propia experiencia de la búsqueda de la tranquilidad y las sesiones de coaching que últimamente estoy realizando. Muchas personas buscan ese estado de tranquilidad para llegar a diferentes metas. El simple hecho de ponerse a respirar consciente, conectar con el cuerpo y silenciar la mente hace que las personas puedan comenzar a vivir ese estado de tranquilidad. Para mantenerlo en el tiempo hay que elaborar un plan de acción. ¿Cuál es el tuyo?

Como final me gustaría compartir con vosotros un texto de Jiddu krishnamurti:

Cuando la mente está libre de todo conflicto, de cualquier afán de pensamiento, entonces existe una energía creativa que es verdaderamente religiosa. Dar con esa energía que no tiene principio ni fin es la verdadera profundidad y belleza de la meditación, lo cual requiere libertad de todo condicionamiento. Aun viviendo en una sociedad como la nuestra, si queremos conectar con el estado de tranquilidad, podemos. Depende de nosotros mismos. Algunas claves en las siguientes infografías. ¿Qué más añadirías? 

tranquilidad infografia_baobab
baobab coaching
Autora: Beatriz Blasco

About Beatriz Blasco

Inquieta, curiosa, enérgica y alegre. Casi siempre con una sonrisa :-) Ingeniera de Organización Industrial, Coach ejecutiva y personal. Mi leitmotiv: un mundo rural con mujeres empoderadas, que creen si mismas y son agentes de cambio en su entorno. Mi misión acompañarlas para que descubran su Ser más auténtico, sus sueños y los lleven a cabo.

2 Comments

Leave a Comment

Error: Please check your entries!