coaching

Viaje a la transformación – aprende a vivir plenamente

Nos ha tocado vivir una época donde las mujeres nos movemos en delgadas líneas de equilibrio. Esto hace que muchas veces creamos que no tenemos más posibilidades o alternativas. Nuestra autoestima como mujeres, en muchas ocasiones, esta por los suelos.

Equilibrio en tu vida. Delgada línea entre tu vida personal y profesional

Equilibrio en la relación de pareja. Delgada línea entre crear tu propia vida y la vida familiar.

Equilibrio en la educación con los hijos. Delgada línea entre pasar mucho o poco tiempo con ellos. Educarles de forma estricta o más permisiva.

Nos sentimos llenas de contradicciones. Por un lado, la pesada tradición cultural de siglos que llevamos grabada a fuego en nuestras células, por otro lado, la igualdad y la libertad para decidir qué quieres ser y hacer en tu vida.

Todas estas contradicciones y búsquedas de equilibrio hacen que vivas con mucho desgaste de energía. Algunas de las cosas que te hacen vivir así son estas.

1 – Querer ser súper woman

Sí, así es. Muchas pensamos que somos súper mujeres capaces de llegar a todo. El trabajo, la casa, la familia… Pensamos: la clave es tener una lista de tareas bien larga y bien clara.

Con suerte algunas utilizan las tecnologías para ayudarse y otras todavía llevan en la cabeza la lista interminable de tareas.

– Cariño, me voy a la cama.
– Vale. Ahora iré yo, voy a hacer un zapping…
– ¿Pero ya estás en la cama?
–  Sí, ¿qué haces tú?
–  ¡Uf! He puesto una lavadora, he mandado un mail, he recogido los zapatos …

No se si a vosotras os pasa, a mi sí. Antes de llegar a la cama, por el camino, he hecho no sé cuantas tareas de la lista interminable.

Resultado de ser súper mujer, agotamiento físico, psíquico y mental, como decía un abuelo de mi pueblo Además insatisfacción continuada por no lograr todos los objetivos. Llevas muy bien tus objetivos profesionales o personales o ambos a costa de llevar tu estado (cuerpo, emociones …) al límite.

Tu capacidad para rendir en el trabajo y disfrutar de un estado creativo se ve afectado. Aunque estoy segura que tratas de minimizar esto al máximo.

Para evitar este agotamiento puedes planificar tu semana y tu día a día buscando el equilibrio de energías.

Trabaja tus creencias acerca de las prioridades y tu habilidad para ser más productiva con menos desgaste.

2 – Aislarte

Tal vez para evitar el agotamiento emocional y llevar tu estado al límite has decidido que sólo eres capaz de vivir plenamente la vida si eliges una cosa u otra.

Crees que eres tú quien tiene que decidir si desarrollar tu vida profesional o dedicarte a la familia o dejar tus relaciones sociales para centrarte en una única cosa.

Esta decisión, a veces, te provoca eso, sentirte aislada, desconectada … Has dejado de formarte, de lado a tus amigas, los momentos de diversión, tu tiempo libre donde te dedicas a cuidarte, … esos momentos en los que puedes desconectar de tu lista de tareas y conectar contigo misma.

No trabajas el networking, crees que no lo necesitas o que no es para ti, y únicamente te dedicas de forma íntegra y completamente entregada a tu lista de tareas interminable.

Para evitar aislarte trabaja tu habilidad para aprender permanente, no perder la curiosidad y darte permiso para disfrutar de tiempo libre para ti misma.

3 – Ni fu, ni fa

Has decidido que para conseguir el equilibrio tienes que quedarte en ese puesto de trabajo intermedio donde tienes todo bajo control. Nada de ascender y tener más responsabilidad.

Aunque ese trabajo no te motive, y te haya dejado dormida la ilusión por aprender, ahí que te quedas. Ni fu, ni fa.

¿Qué pasaría si de un día para otro te encuentras en el paro o te exigen conocimientos técnicos que no has adquirido?

Si vivir así ha sido una decisión meditada y tomada con plena conciencia ¡enhorabuena! Es perfecta porque así lo has decidido.

Si vivir así en el fondo no te gusta, te genera malestar, inseguridad, miedos… ponte en acción para transformar aquello que no te está permitiendo vivir plenamente.

Sal de tu zona de confort. Aprende a escuchar los mensajes de tu corazón y a transformarlos en realidad para ti.

4 – No dedicar tiempo a conocerte

Para las mujeres es típico sufrir la falta de tiempo. Entre la lista interminable de tareas que tenemos, la familia, el trabajo… 24 horas al día son pocas.

Nos olvidamos de dedicarnos tiempo a nosotras mismas, a escucharnos, a conocer nuestras emociones, que nos mueve, cuáles son realmente nuestros propios objetivos de vida. Qué habilidades tenemos que trabajarnos para mejorar nuestra vida personal y profesional.

A través del autoconocimiento podemos mejorar nuestra autoestima, conectar con nuestra tranquilidad, creatividad y empezar a encontrar soluciones a la preocupaciones que diariamente nos agotan.

Dejar de ver los problemas como tal y transformarlos en retos.

5 – Tu estado

Tal vez no cometas ninguno de los errores anteriores:

  • Has sido capaz de encontrar el equilibrio entre tu vida personal y profesional.
  • Has reducido tu lista de tareas porque te has dado cuenta de que todas las tareas no tienen porque ser realizadas por ti misma
  • Estas motivada en tu trabajo, ascender entra dentro de tus planes o quedarte donde estas es suficiente y disfrutas con tu trabajo.
  • Has desarrollado tu autoestima, confías en tí y has desarrollado tu inteligencia emocional.

Sin embargo, todo esto lo logras sin dejar de preocuparte por el futuro, sin permitirte un fallo, sin parar a no hacer nada, simplemente escucharte y conectarte de forma tranquila con todo lo que te rodea. Has dejado de lado el equilibrio de energías y estar presente.

Tu estado, aunque puede ser bueno, no es excelente. Así que muchas veces te sientes estresada, pierdes los nervios en casa o en el trabajo, estas agotada

Determinadas decisiones para resolver los problemas del trabajo o de la educación de tus hijos sientes que te superan, sientes que eres incapaz de hacerles frente.

A veces, este estado puede hacer que abandones el barco dejando de lado tu carrera profesional o lo más importante, te olvidas de disfrutar la vida con cada uno de sus momentos.

Te falta trabajar tu estado. Para ello es recomendable la práctica de deportes que facilitan la conexión con el cuerpo y trabajar tu centro de equilibrio. Alguna de estas prácticas pueden ser yoga, pilates, danza y expresión corporal, tai chi, aikido…

¿Qué puedo hacer para vivir plenamente?

¿Te has identificado con alguna o varias de estas situaciones?

Tenemos una buena noticia, si quieres puedes cambiar aquello que te está limitando y te está impidiendo disfrutar de la vida plenamente. El equilibrio es posible. Hay solución y depende de ti.

Hay que empezar por cambiar las creencias acerca de las prioridades, como debe ser la relación de pareja y los equilibrios que hay que encontrar, a qué damos importancia realmente nuestro interior (nuestros valores), cuáles son nuestros objetivos…

Trabajarnos para alcanzar un estado abierto, tranquilo y pleno que nos permita vivir la vida con más creatividad y confianza en nuestras posibilidades.

Creo firmemente en el papel de la mujer como agente de cambio para mejorar una sociedad que sufre y tiene dolores que llegan al alma. Para cambiar nuestro vida tenemos que empezar por nosotras mismas. No tenemos el poder de cambiar a los demás.

Empieza hoy a transformar tu vida. El coaching y la PNL son dos disciplinas que te permiten descubrir el potencial que hay en ti y ponerlo en acción. Empieza hoy a mejorar tu autoestima y crear la vida que quieres vivir.

¿Quieres soluciones y herramientas para el cambio? No te pierdas los próximos post. Pásate por aquí cuando tengas un momento para ti 😉

 

Autora: Beatriz Blasco

Author photo:  Helga Weber / photo on flickr 

About Beatriz Blasco

Inquieta, curiosa, enérgica y alegre. Casi siempre con una sonrisa :-) Ingeniera de Organización Industrial, Coach ejecutiva y personal. Mi leitmotiv: un mundo rural con mujeres empoderadas, que creen si mismas y son agentes de cambio en su entorno. Mi misión acompañarlas para que descubran su Ser más auténtico, sus sueños y los lleven a cabo.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!